En Bilbao Valley tenemos el propósito de ofrecer solución a todos aquellos problemas con los que se encuentra un emprendedor a lo largo del camino y cómo todos sabemos, una de las mayores barreras a la hora de poner en marcha una idea de negocio o proyecto es la falta de financiación.

En este post, queremos daros a conocer diferentes opciones para sobrepasar el problema y para ello, analizaremos desde las vías de financiación convencionales hasta las más disruptivas.

Puesto que cada día estamos más interconectados y tenemos un mayor acceso a la información, existen y existirán infinidad de formas de superar estos obstáculos. Desde Bilbao Valley hemos recogido un listado muy completo en dónde se explican cada uno de los instrumentos o herramientas a las que poder acogerse para financiar un proyecto:

  • Business Angels 

Son inversores privados que proveen capital para una start-up a cambio de acciones. Además de aportaciones en forma de capital, en muchos casos proveen asesoramiento, forman parte de la toma de decisiones y contribuyen con conocimiento y redes a los emprendedores. Por lo general, los Business Angels son independientes o pertenecen a una red o club.

  • Las 3Fs (Family, Fools and Friends)

Sin duda alguna, esta es la forma de financiación ideal para la fase inicial de todo emprendedor que quiere lanzarse a la aventura y desarrollar un proyecto propio. Consiste en recaudar la cantidad mínima necesaria en su círculo más cercano. Se trata por tanto de convencer a familiares, amigos o “locos” que creen en tu idea y con los que llegas a un acuerdo para que aporten sus propios recursos al proyecto. Es la opción más recomendada ya que por lo general no existen intereses o plazos estrictos sino que se da una flexibilidad que permite al emprendedor quitarse una de las mayores preocupaciones y centrarse en lo que realmente importa. No obstante, es muy importante mostrar un compromiso real y cumplir con las condiciones y términos del acuerdo establecido.

  • Subvenciones o subsidios

Financiamiento no reembolsable entregado por una institución del Estado. Generalmente, se entregan a través procesos concursables. Normalmente, estos subsidios deben ser rendidos a la institución que lo otorgó para comprobar en qué fueron gastados los fondos. Además, algunos de estos subsidios deben ser cofinanciados, esto significa, que el beneficiario/a debe aportar un porcentaje del monto asignado.

Pronto publicaremos en nuestra web un listado con todas las ayudas a las que puedes tener acceso. ¡Estate atento!

  • Crowdfunding

También conocido como financiamiento colectivo, el crowdfunding es una opción muy interesante para financiar todo tipo de proyectos. Se trata publicar un proyecto en una plataforma para que posibles interesados en él, puedan aportar su grano de arena al desarrollo del mismo durante un periodo de tiempo determinado.

En Bilbao Valley creemos tanto en esta forma de financiamiento que incluso hemos creado Tantaka, una plataforma de crowdfunding propia para proyectos MADE IN EUSKADI. Si quieres saber más sobre este tipo de financiamiento, mira el post que hemos creado para hablar sobre Cómo desarrollar una campaña de crowdfunding de éxito.

Tantaka = Crowdfunding Made in Bilbao

  • Concursos de emprendimiento

Existen cada vez más organizaciones que fomentan el emprendimiento y para ello organizan competiciones enfocadas en emprendedores. En estos concursos, los primeros puestos suelen venir acompañados de premios económicos pero además dan la oportunidad de mostrar tu proyecto al público, conocer otros emprendedores con los que crear sinergias y ampliar tus redes, encontrar un socio e incluso dar con algún inversor interesado en invertir y mentorizar tu proyecto.

¡Revisa el calendario de eventos de Bilbao Valley para estar al tanto y no perderte ni un concurso!

  • Capital semilla

Es un crédito que entrega la cantidad de dinero necesaria para implementar una empresa y financiar actividades claves durante el inicio y la puesta en marcha del proyecto. Se entrega cuando la empresa está constituida y tiene algún producto importante, pero requiere dinero para operar o para capital de trabajo.

  • Capital riesgo

También conocido como Venture Capital, se utiliza cuando la empresa tiene cierto nivel de desarrollo; pues es un fondo que invierte mayores cantidades. Se trata de una aportación temporal de recursos de terceros al patrimonio de una empresa para optimizar sus oportunidades de negocios y aumentar su valor. De esta forma se dan soluciones a los proyectos de negocio y se comparte el riesgo y los rendimientos.

  • Private equity

Consiste en un fondo para empresas grandes y se utiliza para expandir el negocio o para la internacionalización. Aporta capital a cambio de acciones que la empresa otorga. Además contribuye con recursos monetarios como contactos, mejores prácticas, administración, etc.

  • Financiamiento P2P

Esta forma de obtener financiación está encaminada a una escala menor, es decir, a personas que necesitan un préstamo y a personas que buscan una forma de invertir su dinero. El P2P, acrónimo de peer to peer, se basa en empresas y plataformas que ponen en contacto a personas (inversores) con dinero y emprendedores con ideas. Las entidades de intermediación gestionan este tipo de préstamos; los solicitantes deben exponer para qué se quiere el dinero y su situación financiera.

  • Créditos rápidos

Los créditos rápidos son otra opción de cara a necesidades urgentes y por importes más pequeños. Su propio nombre indica velocidad a la hora de realizar los trámites y se consigue evitar el papeleo necesario cuando el crédito se solicita a una entidad bancaria tradicional. En 24 horas se puede tener el dinero en la cuenta por lo que son una opción para ponerle solución a situaciones muy urgentes y en los que hay que tener muy en cuenta el plazo y los intereses marcados.

  • Financiamiento bancario o de entidades financieras

Las entidades bancarias y financieras ofrecen diversos productos que permiten esta forma de financiamiento. Lo importante es comparar los productos y sus condiciones de contratación para apostar por aquel que se adecue mejor a tus necesidades personales. Estos son algunos de estos productos:

  1. Crédito: Dinero que recibimos para hacer frente a una necesidad financiera y que nos comprometemos a pagar en un plazo determinado, a un precio establecido (interés), con o sin pagos parciales. Normalmente, quien recibe el crédito ofrece garantías a la entidad financiera, que le aseguren el cobro del crédito. Las entidades financieras que otorgan crédito son, entre otros, bancos, cooperativas de ahorro y crédito e instituciones microfinancieras.
  2. Préstamo: Se trata de una cantidad de dinero fija que el prestamista pone a disposición del prestatario para ser devuelta junto con unos intereses al término del contrato. Tanto la fecha de fin del contrato como los intereses son fijados al inicio del mismo.
  3. Préstamo participativo: Se trata de un préstamo a largo plazo cuyos intereses van ligados a los resultados obtenidos con el proyecto empresarial. Es similar al anterior con la peculiaridad de que al firmar el contrato, la entidad financiera estipula una fecha final en la que puede convertir ese préstamo en un porcentaje de la empresa, es decir, convierte el préstamo en acciones de la empresa. Además, la entidad que presta no participa en la gestión de la empresa pero si tiene un representante en el Consejo de Administración. Aquellas empresas con modelos de negocio innovadores tienen preferencia para conseguirlos.
  4. Factoring: Se trata de un contrato donde las cuentas por cobrar  que tiene una empresa, correspondientes a las deudas que tiene de sus clientes, son traspasadas a una institución financiera que se encarga de cobrarlas a cambio de facilitar tal dinero inmediatamente. La institución financiera que entrega el servicio, cobra un porcentaje de el monto a cambio de la transacción total, asumiendo también el riesgo de no pago.
  5. Leasing: Se conoce también como arrendamiento financiero y se trata de una forma de financiar la obtención de activos fijos. La empresa que otorga el servicio entrega estos activos a la empresa interesada, a cambio de pagos estipulados a modo de “arriendo”, en donde finalmente se puede ejercer la compra del bien (a un precio bajo), alargar en el tiempo el contrato de leasing, o devolver el activo a su dueño/a inicial.

Esperamos que os haya sido de interés la información y si todavía no conocéis todo lo que hacemos en Bilbao Valley, os invitamos a navegar por nuestra web y a leer el post ¿Qué es Bilbao Valley?